Cómo subir la Presión Baja

¿Qué es la hipotensión?

Se denomina "hipotensión" al bajo nivel en la presión arterial. Puede deberse a muchos factores, como una alimentación deficiente, incluso disgustos, emociones extremas, una condición médica y tantos más.

La presión arterial baja es una condición a la que debemos atender, pues puede suponer un riesgo para nuestro bienestar y nuestra salud en general. Sea el síntoma de otra condición, o sea un mal propio, la hipotensión puede ser solucionada o tratada de forma natural.

Síntomas de hipotensión o presión baja

Los síntomas de la presión baja son bastante evidentes: mareos, sensación de tener la cabeza liviana, debilidad corporal en general, fatiga, y también desmayos y desvanecimientos. Todos estos síntomas se deben a una menor irrigación sanguínea al cuerpo, incluyendo al cerebro, producto de una baja presión, es decir, que el corazón no está "bombeando" lo suficientemente fuerte como para proveer de sangre, y con ello, de nutrientes y oxígeno, a todo el cuerpo.

¿Qué hacer si se te baja la presión?

Cuando sientas estos síntomas, primero debes comprobar que es por presión baja, pues pueden ser síntomas de otras condiciones médicas. Es bueno contar con un tensiómetro hogareño, el cual se coloca en las muñecas para medir la tensión arterial. Si vas por la calle, detente en una farmacia, droguería, clínica o centro de salud y pide un chequeo de presión, para corroborar si lo que tienes es hipotensión.

Hay muchas buenas soluciones para la hipotensión. Por lo general, se recomienda consumir algún alimento o bebida con altos contenidos de azúcar o de sal, para dar un impulso extra al corazón: un caramelo, una golosina, un refresco o bebida dulce, incluso un zumo de vegetales o de frutas frescas para una opción más saludable.

De cualquier modo, estos remedios son bastante generales y no responden a condiciones particulares, por lo que el primer consejo es siempre consultar con tu médico de cabecera, quien podrá recomendarte la mejor solución para tu caso particular.

Remedios caseros para subir la presión baja

  • El jugo o zumo de remolacha cruda es uno de los más añosos y efectivos remedios caseros contra la hipotensión. Se lo prepara simplemente lavando y pelando una remolacha cruda, y licuándola en la procesadora o juguera, para consumir por la mañana o ante un cuadro de hipotensión. Otras bebidas útiles en estos casos son las deportivas o con electrolitos y minerales.
  • La sal es otro aliado para subir la presión baja, pero debes consumirla con precaución. Para un golpe de tensión arterial ante un cuadro de hipotensión, diluye una cucharadita de sal fina en un vaso de agua y bebe de un trago, o al menos rápidamente. Para mitigar el sabor, agrega un poco de canela en polvo, que es otra aliada contra la hipotensión. Otra opción es consumir alimentos salados, como fiambres y embutidos, que son más sabrosos que el vaso de agua salada.
  • El jengibre es otra buena solución para subir la presión baja. Ante un episodio de hipotensión, prepara una infusión de tres cucharadas de jengibre rallado y una cucharadita de pimienta molida (si es de Cayena, mejor), en una taza de agua caliente. Deja hervir, luego entibiar, y bebe tibia, endulzando si lo prefieres.
  • En ningún caso dejes de tomar agua fresca y limpia, pues un cuerpo hidratado es más saludable y está mejor preparado para combatir y enfrentar las más diversas condiciones, incluyendo la baja tensión o presión arterial.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo subir la Presión Baja, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

488 valoraciones. El 97% dice que es útil.