Causas médicas del mal aliento

Causas del mal aliento

Despertar por la mañana con el cabello ordenado y un fresco aliento a mentas es algo que vemos habitualmente... en el cine. El resto de nosotros sufrimos de la misma condición de aliento matinal, que puede repetirse también luego de comer comidas muy condimentadas o de beber un trago de sabor fuerte.

Pero a veces, esto no es tan simple, ni se soluciona con un cepillado e higiene bucal correcta: las causas del mal aliento pueden ser por una condición médica a la que se debe prestar especial atención.

Cuando detectes halitosis (mal aliento) de forma regular, debes hacer una consulta con tu odontólogo. Luego de una revisión, podrá decirte si tienes alguna condición dental que pueda generarla, como una infección, caries, gingivitis o incluso condiciones en la garganta, y podrá determinar también la solución más apropiada.

Si el odontólogo no encuentra el problema que causa tu halitosis, podrá derivarte con un médico clínico o especialista, o también ordenar estudios y análisis (al igual que los otros profesionales) que logren dar con la razón de tu mal aliento, para buscarle una solución adecuada, o también para determinar si existe alguna condición médica o de salud peligrosa que comprometa tu bienestar.

Condiciones de salud que generan mal aliento

Hay una larga lista de causas probables para el mal aliento, que nacen de condiciones y enfermedades que pueden estar afectando los más variados sitios del organismo. Las infecciones, caries, las prótesis, abscesos y enfermedades de boca y de garganta son las primeras en las que pensamos, a las que debemos agregar:

  • Problemas gástricos, acidez, mala digestión
  • Problemas gastrointestinales o intestinales, como una obstrucción intestinal
  • Alcoholismo o consumo de bebidas alcohólicas, y también bebidas de sabores fuertes o azucaradas
  • Infecciones pulmonares, enfermedades respiratorias y abscesos pulmonares
  • Deshidratación (falta de salivación)
  • Sinusitis
  • Rinitis atrófica
  • Diabetes y toma de insulina y cetoacidosis diabética
  • Cirrosis y otras enfermedades hepáticas, como encefalopatía
  • Tabaquismo
  • Gingivitis ulcerativa, agua o necrosante
  • Muscositis aguda, ulcerativa o necrosante
  • Insuficiencias renales o condiciones renales agudas y crónicas
  • Bronquioectasias
  • Cáncer esofágico, gástrico u otros del tracto digestivo
  • Fístula gastroyeyunocólica (aliento con olor a fruta)
  • Faringitis
  • Divertículo de Zenker

Exámenes para el control de la halitosis

Además de la consulta con el odontólogo, otros análisis en casos de halitosis pueden incluir:

  • Control de garganta y nivel respiratorio
  • Cultivo de garganta
  • Exámenes de laboratorio (sangre y orina)
  • Análisis por diabetes
  • Análisis por insuficiencias renales
  • Endoscopía
  • Radiografías de abdomen y de tórax

Como vemos, si con un cepillado e higiene bucal correcto no alcanza para solucionar el problema del mal aliento, debemos visitar a algún odontólogo, en primer medida, o un profesional especializado después, para corroborar que no exista alguna condición de salud más seria.

Si deseas leer más artículos parecidos a Causas médicas del mal aliento, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

2 valoraciones. El 100% dice que es útil.