Cómo reducir los efectos secundarios de los antibióticos

Dieta para calmar los efectos no deseados de los antibióticos

Los antibióticos son unos de los medicamentos más recetados del mundo en la actualidad, y aunque sus ventajas parecen claras, lo cierto es que su acción combativa también se lleva por delante a las "bacterias buenas" de nuestro cuerpo, causando a la vez efectos secundarios que pueden llegar a ser desagradables. Hoy vamos a ver algunos alimentos y remedios naturales para paliar los efectos no deseados de los antibióticos.

Vitaminas y alimentos contra los efectos secundarios

La toma de determinados antibióticos produce una disminución en los niveles de algunos tipos de vitamina: con frecuencia las del tipo A, K, B2 y B6.

El déficit de vitamina A puede producir fatiga, disminuir las defensas y alterar el estado de las vías respiratorias, por tanto, resulta vital incrementar su aporte consumiendo pescado azul, y hortalizas de color naranja como el boniato, la calabaza o la zanahoria. Igual pasa con el nutriente tipo K, encargado de mantener los huesos fuertes, y del que puedes asegurar su importe consumiendo una ensalada de lechuga con tomate, apio y remolacha todos los días.

Por último, tomar un plátano para merendar y un puñado de copos de avena durante el desayuno es una buena forma para asegurar el aporte de vitaminas B2 y B6, indispensables si queremos mantener una salud de hierro y una correcta flora intestinal. El ajo es otro alimento que puede funcionar.

Las alcachofas contienen componentes que mejora la acción del hígado (el cual puede sufrir en tratamientos con antibióticos) y el funcionamiento de los intestinos. El kéfir, un tipo de leche fermentada muy apropiada también para la flora intestinal, resulta ideal para tomar en caso de mujeres propensas a sufrir hongos vaginales durante un tratamiento médico con antibióticos. Basta con tomar un vaso al día.

Por último, la sopa de miso cuenta con soja fermentada y enzimas digestivas, lo que la hace ideal para prevenir la aparición de diarreas y gases, dos trastornos que se suelen dar cuando la flora bacteriana se encuentra débil.

Calmar los efectos secundarios de antibióticos en niños

Los niños no necesiten tanta medicina como los adultos, pero determinados trastornos infantiles, como las infecciones de oído, pueden precisar la toma de antibióticos por parte de los más pequeños de casa. Si así ha sido, existen dos tipos de alimentos que previenen los efectos secundarios de los antibióticos: las frutas cítricas y verduras, que evitan la aparición de una infección repentina, y la leche fermentada (o el kéfir), que como ya hemos visto, logra combatir las diarreas, otro efecto secundario muy típico al tomar estas medicinas a edades tempranas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo reducir los efectos secundarios de los antibióticos, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 100% dice que es útil.