Cómo preparar el cuerpo para el embarazo

Cuidado del cuerpo antes del embarazo

¿Estás pensando en concebir? Pues el cuerpo de la mujer necesita de algunas buenas preparaciones, sencillas y saludables, para fortalecerse y prepararse para llevar adelante un embarazo suave, sin dolores ni molestias, y con la mayor de las protecciones para tu futuro bebé. Aprendamos algunas buenas técnicas para preparar el cuerpo ante el embarazo, mediante ejercicios, alimentos y otras técnicas que puedes realizar en casa y sin problemas.

Si sucede que quedaste embarazada, pues puedes cuidar tu cuerpo enseguida. Pero, por otro lado, si planeas quedar encinta, entonces has de preparar tu cuerpo para duplicar tus chances de un embarazo feliz, libre de molestias y de obstáculos, incluyendo el momento del parto.

¿Se puede consumir medicamentos en el embarazo?

Si planeas quedar embarazada debes detener la toma de medicamentos que alteren el embarazo o el estado del feto. Para ello, el primer paso es acudir con tu médico y analizar por qué otro medicamento puedes reemplazar el actual, o si debes minimizar la dosis o puedes dejar de tomarlo por algunos meses. Tu médico te podrá recomendar la mejor alternativa para tus planes. Recuerda que durante el embarazo hay muchos medicamentos simples que no deberías consumir. Ante cualquier dolor o molestia, consulta a tu médico incluso antes de tomar una simple aspirina, para minimizar del todo el riesgo de malas interacciones de la medicina con el embarazo.

Por otro lado, hay medicamentos y suplementos que son necesarios de tomar durante y también antes del embarazo. El ácido fólico es uno de ellos. Las vitaminas son otros, que puedes tomar en suplementos o mediante la ingesta de alimentos.

Cómo alimentarte si planeas quedar embarazada

Para cuidar de tu bebé antes debes cuidar de tu salud. Si planeas tener un bebé, entonces comienza cuanto antes a poner tu cuerpo en forma, para que el cambio no sea tan abrupto luego. Cambia tu alimentación por una más saludable, incluyendo frutas y vegetales frescos y sin cocción. Evita la ingesta de alcohol (media copa al día de vino es el límite máximo, nada de cócteles ni tragos fuertes), y en lo posible nada de grasas ni alimentos grasosos, como los fritos, los bocadillos, o las carnes rojas grasosas.

Prefiere, en cambio, alimentos frescos, siempre muy variados. Has de comer cada dos horas, una comida liviana. Por ejemplo: barras de cereal, yogures, gelatinas y, más importante aún: frutas, frutas, y más frutas. Puedes consumirlas frescas y cortadas, exprimidas, en zumos y batidos, como lo prefieras. Pero consume frutas, pues serán tu mejor aliado para mantenerte hidratada, fresca y saludable.

Otros alimentos que no han de faltar son los cereales y las legumbres, los granos enteros en general, los lácteos (para aumentar el consumo de calcio), y las proteínas vegetales (judías, lentejas, legumbres).

Ejercicios antes y durante el embarazo

Preparar el cuerpo significa ponerlo en condiciones. Debes mejorar tu tonicidad y resistencia, minimizar tu ansiedad y fortalecer tu núcleo. Para ello, nada como los ejercicios aeróbicos de bajo impacto. Elige caminar, correr, pedalear en bicicleta o nadar como tus mejores alternativas. Para preparar cuerpo y mente, puedes practicar Yoga y meditación. Una vez encinta, puedes continuar con tu rutina de ejercicios, minimizando el impacto. Aprovecha la bola de gimnasia (la Bola Suiza), caminar o nadar como buenas alternativas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar el cuerpo para el embarazo, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

3 valoraciones. El 100% dice que es útil.