Cómo Quitar el Sueño por la Mañana

Cómo despertar sin sueño

Despertar por la mañana puede ser un acto natural, o lo que más se parece a una tortura. Lograr abrir los ojos es un paso importante, sin embargo, despertar a nuestro cuerpo y mente es lo que dificulta enormemente la tarea diaria y matinal.

Hay algunos pequeños trucos que puedes aplicar para que el despertar por la mañana sea cada vez más sencillo. Un poco de práctica y la creación de hábitos saludables es, quizás, todo lo que necesites.

Un buen descanso para un buen despertar

Lo esencial para un despertar tranquilo, sin sueño y con un cuerpo relajado y revitalizado, es haber pasado una noche de buen sueño y descanso. El cuerpo necesita entre 6 y 8 horas de sueño sin interrupciones. Procura vestir con ropa liviana y ajustar tu temperatura colocando o quitando mantas y abrigos de cama. Evita aires acondicionados, ventiladores o corrientes de aire mientras duermes, para poder dormir tranquilo y evitar que la temperatura se modifique mucho en medio de la noche.

También evita tener artefactos eléctricos en la habitación que emitan zumbidos, así como dormir con el televisor encendido. Mantén el nivel de luz al mínimo: el reflejo de la luna debiera ser suficiente, incluso puede ser hasta excesivo. Finalmente, cena liviano, alimentos de frutas y vegetales frescos, o pastas, no menos de dos horas antes de ir a dormir. Así, tendrás una noche de buen sueño y descanso, facilitando el despertar a la mañana siguiente.

Cómo despertar en la mañana

Cuando te despiertes, evita quedarte acostado en la cama, pues sólo te dificultarías la tarea. Antes de levantarte, estírate llevando los bazos hacia arriba o a los costados, y procura incorporarte hacia tu lado, ayudándote con las manos. Lleva los pies al piso, vuelve a estirarte, llevando la cabeza hacia los lados para lubricar la base de la nuca.

Gira pies y muñecas, y estila también tus piernas levantando los pies del piso. Si quieres, es el momento de hacer un ejercicio liviano.

Sin demorarte, dirígete al cuarto de baño. Lo primero por hacer es lavar el rostro con agua fría, esto te despertará. Puedes lavar también tus manos y la nuca, para refrescarte. Luego del aseo bucal, podrás tomar tu ducha matinal, con agua no demasiado caliente, pues el calor relajaría tu cuerpo e impediría tu despertar. Aunque la ducha fría es algo incómoda, es ideal para la mañana: no sólo despierta tu cuerpo y tu mente, sino que también da un buen impulso a tu circulación sanguínea.

Cómo desayunar para quitarse el sueño

Al desayunar, evita los alimentos calóricos y el azúcar. Un buen desayuno comienza por un vaso de agua fresca, y se complementa por zumos de frutas y cereales. Se dice por allí que el café es un milagro bebible, sin embargo, se ha demostrado que comer una deliciosa manzana roja te despierta más que la mera cafeína y, además, te obliga a movilizar los músculos de la cara, facilitando el despertar de las funciones motrices específicas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Quitar el Sueño por la Mañana, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

90 valoraciones. El 89% dice que es útil.