Cómo preparar viandas saludables para el trabajo

Consejos para hacer viandas saludables

La mayoría de los trabajadores de hoy se ven enfrentados a la obligación o a la necesidad de comer en la oficina. Por fortuna, esto ha dejado de ser sinónimo de "comer mal", gracias a las empresas especializadas en el delivery de viandas y, claro, a la mágica asistencia de los recipientes contenedores herméticos, que nos permiten planificar y preparar nuestro saludable menú semanal, para llevarlo a la oficina y disfrutarlo como si fuese una comida en casa.

Cómo preparar viandas para el trabajo

  • Las viandas deben ser completas. Debemos incluir proteínas y algunos carbohidratos, si la dieta nos lo permite, para una correcta nutrición. También debemos acompañar con bebidas saludables y frutas.
  • Con respecto a éstas, te recomendamos olvidarte de las gaseosas. Escoge jugos de frutas o agua mineral, o quizás infusiones livianas. De preferencia, lleva tu propia botella de agua desde casa, para no crear demasiados residuos de botellas plásticas.
  • Para preparar la vianda, puedes echar mano de los restos de la cena, dándole algunos retoques. Si te quedó pollo, prepáralo junto con una ensalada y unas rodajitas de limón, para disfrutarlo bien fresquito o calentado en microondas. Si sobró carne, córtala en pedacitos y cárgala en el contenedor con queso blanco, sólo o con un sobrecito de saborizante en polvo. Si sobró tarta, lleva una deliciosa porción a la oficina, para disfrutarla tibia o caliente, de manera saludable. Y claro, siempre ten lista una ensalada para acompañar.
  • No aliñes las ensaladas antes de que llegue el momento de consumirlas, pues podrían estropearse y perder su textura. Al preparar una vianda para el trabajo, lleva tu aderezo separado (si es posible, en una pequeñísima botellita de vidrio con tapa a rosca, que puedes comprar en una tienda artística), para evitar producir desperdicios contaminantes. Recuerda terminar la comida con la ensalada, en especial la de hojas verdes, para sentirte bien satisfecho y favorecer tu digestión.
  • Para completar la vianda puedes añadir postres comprados, bajos en calorías, para que no te aporten pesadez ni sueño. También se puede llevar una porción de gelatina (si tienes un sitio refrigerado donde mantenerla), o mejor aún: una fruta fresca deliciosa.
  • Comer en la oficina es una técnica muy útil para perder peso: para minimizar el bulto de la vianda, convéncete de no llevar pan ni panificados, y de llevar alimentos en porciones adecuadas, suficientes pero no en exceso. Así vas a limitar el consumo de harinas y de los hidratos de carbono de las golosinas, y tu dieta para perder peso va a ser mucho más efectiva.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar viandas saludables para el trabajo, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

14 valoraciones. El 79% dice que es útil.