Cómo mejorar la actividad física sin cambiar la rutina diaria

A veces no contamos con suficiente tiempo como para dedicarnos a hacer ejercicio, pero podemos cambiar algunos hábitos y mejorar nuestra actividad física, sin cambiar nuestra rutina diaria.
2
Personas lo han compartido
100%
Valoraciones positivas
Cómo mejorar la actividad física sin cambiar la rutina diaria
"Si quieres mejorar la actividad física, pero tu trabajo requiere que estés en un escritorio, aprovecha para ejercitar tus articulaciones, haciendo pequeños círculos con los pies y tobillos, o con las manos, y gira la cabeza sobre el cuello."

Ideas para aumentar la actividad física

Hay una verdad que todos sabemos bien: un estilo de vida saludable, una dieta equilibrada con muchos vegetales, frutas y líquidos, y la actividad física regular, son los secretos para una mejor calidad de vida, más prolongada y feliz.

Sin embargo, nuestras actividades y obligaciones hacen que muy a menudo nos sea imposible hallar el tiempo necesario como para practicar un deporte, ir a un gimnasio, o simplemente realizar alguna actividad física , sin cambiar nuestra rutina diaria.

Si estas decidido a cambiar esto en beneficio de tu salud, aquí te damos algunos consejos y trucos que puedes aplicar en tu vida cotidiana, para elevar la actividad física sin modificar tu rutina de trabajo u hogareña.

Cómo mejorar la actividad física

  • Caminar es el ejercicio más completo y saludable de todos. En lo que te sea posible, camina o usa la bicicleta para hacer tus quehaceres. Aunque vayas a kiosco a dos cuadras, intenta hacerlo a pie. Incluso puedes dejar tus elementos de uso regular lejos de tu alcance, para obligarte a ir a buscarlo.
  • Para mejorar la actividad física, por ejemplo, puedes dejar el teléfono inalámbrico en la base para caminar hasta él cuando suena, dejar el control remoto del televisor lejos de ti para obligarte a ponerte de pie para cambiar el canal, e incluso dejar la agenda o la billetera (o lo que sea), en la planta baja, para obligarte a usar las escaleras todas las veces posibles.
  • Pero si trabajas en una oficina, estas tareas se hacen más complicadas. Si tu trabajo requiere que estés en un escritorio o frente a la computadora, aprovecha para ejercitar tus articulaciones, haciendo pequeños círculos con los pies y tobillos, o con las manos, y gira la cabeza sobre el cuello.
  • Cada vez que tengas la posibilidad, levántate y camina algunos pasos para poner en movimiento el cuerpo. Antes de entrar a tu casa, si la seguridad te lo permite, camina una o dos vueltas a la manzana; no te llevará más de diez minutos, y servirá para mejorar la actividad física de manera simple.
  • Cuando llegue el fin de semana, aprovecha para caminar un poco más cuando te levantes, sin apuros de oficina ni de quehaceres. Y cada vez que te sea posible, saca a pasear a tu perro. No sólo será saludable para ti, sino también muy agradable para él.
  • Debemos darnos cuenta que a veces vivimos de una manera demasiado cómoda, y esto no resulta beneficioso para nuestra salud. Con solo cambiar pequeños hábitos, lograremos mejorar la actividad física sin cambiar nuestra rutina diaria.
  • "Caminar es el ejercicio más completo para mejorar la actividad física, sin cambiar la rutina diaria. En lo que te sea posible, camina o usa la bicicleta para hacer tus quehaceres."
    Este artículo te fue útil?
    3 valoraciones. El 100% dice que es útil.

    Aquí finaliza el artículo Cómo mejorar la actividad física sin cambiar la rutina diaria.. Encuentra otros artículos de interés sobre los temas Ejercicios, Estrías, o visita los siguientes artículos relacionados.

    Compartir
    Seguinos en...
    Todo el sitio
    Canal exclusivo
    Salud
    Otros artículos de interés
    Comentarios
    Comohacerpara.com
    Comentarios
    Aún no hay comentarios escritos. Se el primero en comentar Cómo mejorar la actividad física sin cambiar la rutina diaria
    Facebook
    Contáctanos | Términos y condiciones
    Cómo mejorar la actividad física sin cambiar la rutina diaria
    A veces no contamos con suficiente tiempo como para dedicarnos a hacer ejercicio, pero podemos cambiar algunos hábitos y mejorar nuestra actividad física, sin cambiar nuestra rutina diaria.