Cómo descansar los ojos

Qué hacer si se esforzó mucho la vista

Los ojos, como sabemos, son las ventanas del alma. A través de ellos se expresan nuestras emociones y estados de ánimo, y también demuestran la jovialidad que sentimos tener, aunque a veces esa jovialidad se opaca cuando tenemos una jornada agotadora, sobre todo si hemos esforzado mucho nuestra vista, ya sea en trabajos frente a la computadora, de mucha lectura, etc.

Hoy veremos algunos ejercicios sencillos para descansar los ojos, esa parte de nuestro cuerpo que rara vez logra distenderse. Por ello, debemos darles un cuidado apropiado, que comienza por relajarlos al menos una vez al día.

Consejos para descansar los ojos

  • Cuando termine la jornada, ni bien lleguemos a casa y dejemos los elementos en su lugar, apagaremos la luz, y antes de abrir las ventanas, nos tiraremos a descansar sobre un sillón o la cama, con la cabeza reclinada hacia atrás y los ojos cerrados.
    Con la parte más abultada de las palmas de las manos, cubrimos los ojos, sin ejercer una presión que resulte molesta, para "aislarlos" del resto del mundo. De a poco, iremos disminuyendo la presión, hasta que las palmas de las manos ya no tengan contacto con los ojos. Descansaremos unos minutos con los ojos sin cubrir, pero aún cerrados.
  • También haremos ejercicios oculares: en un cuarto cerrado, o apenas iluminado, moveremos los ojos sin mover la cabeza, mirando repetidamente, con movimientos lentos y certeros, hacia izquierda y derecha, luego hacia arriba y abajo, y luego en movimientos circulares; primero trazando un arco por arriba, de izquierda a derecha ida y vuelta, luego un arco por debajo, y luego redondeles completos.
  • Otro ejercicio para relajar la vista consiste en pegar un adhesivo o papel en una ventana, y luego nos situaremos frente a la misma para ver hacia afuera, ya sea una casa, árbol o lo que encontremos.
    La actividad consiste en dirigir la mirada primero hacia un árbol, luego hacia la casa (o sea, yendo de uno a otro objeto ubicados en el exterior), y luego hacia el papel o adhesivo. Haremos este ejercicio dos minutos y veremos como nuestra vista se relaja ante una visión de lejos, y como se esfuerza cuando tratamos de ver algo de cerca.
  • Por último, otro simple ejercicio para relajar la vista. Este lo podemos hacer en cualquier momento, ideal para cuando estamos mucho tiempo en la computadora, ya que podemos hacerlo sentados en la misma silla. Se trata de ejercer pequeños pellizcos sobre la parte interna de la cejas (la que está tocando el entrecejo), con los dedos indice y pulgar. Haremos estos pellizcos por todo el recorrido, repitiendo de 3 a 5 veces.
  • Con estas actividades le daremos un pequeño descanso a nuestros ojos, que tanto se esfuerzan por mostrarnos la realidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo descansar los ojos, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

50 valoraciones. El 92% dice que es útil.