Cómo evitar la gripe A

Gripe A

La gripe A, conocida en sus orígenes como "la gripe porcina", azotó los hogares de todo el mundo durante el año 2009. Se  trata de una cepa del virus influenza con algunas peculiaridades, y sobre esta enfermedad hemos hablado en casi todos los ambientes y círculos sociales a lo largo de todo este tiempo, debido a su potencial maligno.

Además de las curas medicinales occidentales, tales como vacunas y medicamentos, hay muchas cosas que podemos hacer para ayudar al sistema de defensa de nuestro organismo a fortalecerse para dar batalla a este virus y a tantos otros. De hecho, no se trata de grandes secretos, sino de poner en práctica los consejos de la abuela hoy, con más necesidad que nunca.

Consejos para evitar y combatir la Gripe A

Para ayudarnos a combatir la gripe A y otras enfermedades, debemos ser conscientes de una noción básica: cuerpo y mente actúan en conjunto. Por ello, un buen estado de salud física y mental será nuestra arma de defensa primaria. Con "salud mental" nos referimos a conceptos básicos: evitar las situaciones de stress, que pueden flaquear nuestro sistema inmunológico, e intentar poner en orden nuestros pensamientos. Un viejo refrán dice "ya sea que pienes que puedes o que no puedes... tienes razón", y eso se aplica a todos los estratos: si estás convencido y vives pensando constantemente que puedes contagiarte de esta u otra enfermedad, entonces estarás predisponiendo a tu cuerpo a hacerlo. Será mejor relajarse un poco y procurar vivir más tranquilo, menos estresado, con menos miedo y más sabiduría.

Con salud física nos referimos a dar un buen cuidado a nuestro cuerpo en dos niveles. El primero es el externo, que significa cuidarnos de las agresiones que provengan desde afuera, mediante la creación de una barrera o coraza: procura no tomar frío, no salir con el cabello mojado, usa ropa que sea práctica para poder abrigarte y desabrigarte sin llegar a los extremos, intenta lavarte las manos con regularidad y mantén bien limpios todos los objetos de uso cotidiano, como teléfonos, celulares, teclado, mouse, picaportes, controles remotos y todo el hogar en general, como así también tus bienes de uso regular (carteras, billeteras y otros). Para esto, debes valerte de productos de limpieza que posean acción desinfectante, ya sea en paños, cremas o aerosoles.

La segunda barrera impuesta será más a nivel interno. Antes de medicarte, ante cualquier síntoma será preferible prestar atención. Un dolor de cabeza puede deberse a muchos factores, por ejemplo, y no será conveniente tomar medicamentos que oculten estos síntomas. Para tener una buena barrera defensiva contra las enfermedades de otoño e invierno, es mejor acudir a las terapias homeopáticas más saludables. Uno de los consejos principales es incorporar vitaminas en el desayuno, en ayuno total, para una mejor absorción. Para ello, desayuna una mitad de pomelo fresco a diario, y acompáñalo con un vaso de jugo de naranja exprimida.

Come saludablemente, acompañando todos tus platos con frutas y verduras frescas y sin cocción. Y, fundamentalmente, intenta mantener una actividad física regular, ya sea yendo al gimnasio, saliendo a correr o a caminar, o al menos camina para hacer los trámites diarios en lugar de utilizar el auto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar la gripe A, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

2 valoraciones. El 100% dice que es útil.