Cómo preparar papillas para bebés

Primeras papillas para bebés

A partir, aproximadamente, de los seis meses de edad, los bebés incorporan a su alimentación sus primeras papillas. Estas deben ser saludables, a la vez que sumamente nutritivas, y aquí veremos algunas ideas que podés aplicar para expandir la dieta diaria de tu bebé.

Ante todo, y antes de comenzar a incorporar papillas a esta dieta, debés consultar a tu pediatra, ya que él conoce a tu bebé y a sus diversas características, y te recomendará el tipo de papilla o preparado más conveniente para iniciar a tu bebé en su nueva dieta semi sólida. También debés saber que la incorporación de la papilla a la dieta del bebé no será cuestión de un día: debés ir incorporándola de a poco, para que el pequeño pueda ir apreciándola y su sistema digestivo pueda ir acostumbrándose a ella en su debido tiempo, mientras sigue mamando.

Preparación de papillas para bebés

Las papillas caseras más convencionales son las preparadas a partir de verduras y algunas frutas.

Verduras. Entre ellas, la papa, el zapallo y la zanahoria son los de preferencia. Para su elaboración, se cuecen los vegetales, hirviéndolos y controlando un mínimo indispensable de sal sólo en el caso de que fuera necesario, ya que no se recomienda salar las papillas. Luego, cuando enfrían o entibian, se los pisa con cuidado, haciendo una pasta a la que se puede agregar agua para facilitar su digestión, aunque no deben resultar demasiado blandas o líquidas, para no interferir en su digestión y evacuación.

Frutas. Entre las frutas, la banana es la gran favorita y se consume simplemente pisada y quitándoles el centro y los hilos. La manzana, por su parte, se cuece en compota, se pisa o licua, y al entibiar ya está lista para su consumo. Ambas frutas facilitan la digestión y la evacuación de los bebés, por lo que son sumamente recomendadas.

Yogur. Estas papillas pueden ser acompañadas de yogures suaves para el postre, siempre que sean indicados para bebés. También recordá que mientras consume la papilla, el bebé necesita tomar algunos pequeños sorbos de agua.

Con el tiempo, y siempre bajo el consejo médico, vas a poder incorporar otros tipos de papillas y de alimentos, como morcillas y caldos o sopas fríos y calientes. Pero recordá que estos alimentos son completamente nuevos para el pequeños, por lo que necesitan un tiempo de adaptación a los mismos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar papillas para bebés, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

5 valoraciones. El 60% dice que es útil.