Cómo tener dientes blancos y bellos

Cómo lucir una dentadura sana

Lucir una sonrisa provocadora, sensual, alegre y llamativa, hoy es más posible que nunca. Los grandes avances en el campo de la odontología permiten la colocación de braquets y aparatos de asistencia dental de forma sencilla, y son casi imperceptibles en la mayoría de los casos.
Sin embargo, a veces una dentadura pareja queda opacada por dientes manchados, amarillentos y deslucidos. Veamos entonces qué podemos hacer para solucionar este problema que afecta a muchísimas personas, y tener nuestros dientes blancos y bellos.

Ideas para tener dientes blancos y bellos

  • Hay algo que todos sabemos, pero a lo que a veces no prestamos suficiente atención: las manchas provocadas por las bebidas. Las gaseosas son agresivas con el esmalte de los dientes, lo que facilita que estos se manchen y se vean desmejorados.
  • El café, el té y el mate dejan residuos que terminan por manchar nuestra dentadura. Claro, el cigarrillo también es un gran enemigo de la belleza bucal. El primer gran consejo es, entonces, mantenerse alejado de estos elementos tanto como sea posible, o procurar higienizar los dientes luego de su consumo.
  • Al elegir las pastas o cremas dentales, los hilos encerados y el enjuague bucal, procura escoger aquellos diseñados para el blanqueo de dientes. Estos tienen compuestos activos que higienizan la dentadura, limpiándola profundamente y haciéndolos lucir más blancos y sanos. También recuerda utilizar un cepillo de dientes que no sea agresivo ni tenga cerdas demasiado duras, y si te es posible, adquiere los cepillos dentales que poseen accesorios blanqueadores.
  • Hay otros elementos que podemos utilizar para blanquear la sonrisa, como caramelos y gomas de mascar especiales, que poseen, a su vez, compuestos blanqueadores, que logran despegar de los dientes aquellos restos amenazadores.
  • También podemos recurrir a los ingredientes naturales: las hojas de salvia son muy útiles para blanquear la dentadura. Sólo se debe frotar una hoja contra los dientes, y luego enjuagar, a diario.
  • El bicarbonato de sodio será también muy útil para tener dientes blancos. Cada vez que cepilles tus dientes, coloca un poco de bicarbonato en un plato y moja en él tu cepillo, y luego cepilla tu dentadura. Esto facilitará la limpieza la eliminación de restos amenazadores, y blanqueará tus dientes.
  • Por último, el mejor aliado para la salud y la belleza bucal es un cuidado apropiado. Cepilla tus dientes luego de cada comida, al levantarte de la cama y antes de acostarte. A diferencia de otros rituales de higiene, el cepillado de los dientes puede hacerse tan a menudo como quieras o necesites, sin causar ninguna agresión a tu sonrisa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tener dientes blancos y bellos, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

38 valoraciones. El 95% dice que es útil.