Cómo mejorar nuestra alimentación

Tips para mejorar los hábitos de alimentación

Cuando hablamos de "comer bien" no sólo nos referimos a los alimentos que ponemos dentro de la boca, sino a toda una filosofía tendiente al bienestar y al cuidado del cuerpo a partir de nuestros hábitos alimenticios. En esta nota aprenderemos algunas buenas maneras de mejorar nuestra alimentación desde diversos puntos de vista, para estar cada día más saludables y fuertes.

Se consciente de lo que comes

No es secreto que una buena alimentación evita el consumo abusivo de azúcares refinados, grasas y productos artificiales, pero tampoco debemos caer en los extremos: cuando decimos que debemos evitar el consumo abusivo, no decimos en ningún momento que debemos evitarlas, sino moderar su consumo; de una o dos porciones a la semana.

Lo que debes evitar es:

- Azúcares refinados: Puedes reemplazarlos en gran medida por miel orgánica, algarroba, azúcar de frutas y otros
- Grasas animales y grasas saturadas o trans
: Verifica las etiquetas de los alimentos procesados y procura retirar gran parte de las grasas de las carnes
- Bebidas carbonatadas y artificiales: Reemplaza por zumos de frutas naturales
- Productos procesados
: Aquellos con altas dosis de edulcorantes, conservantes, saborizantes y colorantes artificiales.

Se consciente de cómo comes

La manera en la que comemos también forma nuestros hábitos. Debes ingerir cinco o seis comidas por día: desayuno, merienda de la mañana, almuerzo, una o dos meriendas a la tarde, y cena. Evita los bocadillos entre las comidas, y procura alimentarte sanamente, con abundancia de líquidos.

Al mantener estas cinco a seis comidas diarias, tu sistema digestivo funcionará mejor. También la regularidad de estas comidas hará que tengas menos hambre y ansiedad a lo largo del día, digiriendo porciones más pequeñas y manteniendo un adecuado nivel de energía.

Se consciente de la hidratación

La hidratación es de suma importancia para alimentarnos correctamente. Debes beber, al menos, dos litros de agua al día. Una alternativa es complementar un litro de agua con un litro de zumos de frutas, incluso con algunos lácteos bebibles y otros líquidos, evitando de preferencia el alcohol y las bebidas endulzadas.

Una correcta hidratación no sólo ayuda a hacer una mejor digestión, sino que también favorece la hidratación celular y la eliminación de toxinas, favoreciendo también la función de los sistemas urinario y excretor. Y todo esto unido, hace una nutrición y alimentación más que saludable.

Conserva tus buenos hábitos, mantén los horarios en tus comidas, y consume alimentos naturales, sin químicos ni agregados artificiales.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo mejorar nuestra alimentación, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

29 valoraciones. El 86% dice que es útil.