Propiedades y Beneficios del Ajo

El Ajo y sus Propiedades Medicinales

El ajo es usado como un medicamento natural desde mucho antes de comenzar a utilizarse como condimento. Los estudios modernos han comprobado las grandes propiedades y beneficios del ajo para el cuerpo humano, en un amplio abanico de trastornos.

Este vegetal contiene fructosanas, aceite esencial, pequeñas cantidades de vitaminas A, B1, B2, B6 y C; adenosina, hierro, sílice, azufre, yodo, fósforo y potasio.

El uso externo del ajo ayuda a limpiar la piel de espinillas, puntos negros, y frotado contra las cicatrices producidas por los granos mejora la cicatrización.

Lista con todos los beneficios del ajo

  • Mejora el sistema inmunológico del organismo.
  • Aumenta la energía y la vitalidad, mejorando enormemente la calidad de vida.
  • Es anticoagulante, vasodilatador y depurador. Mejora la circulación sanguínea dilatando los vasos, aumentando el flujo sanguíneo y protegiendo al mismo tiempo el corazón y las arterias, dándoles mayor flexibilidad. Todo esto ayuda a combatir la hipertensión.
  • Protege el sistema respiratorio. Su acción antiséptica y expectorante ayuda a evitar la bronquitis, y a la cura del asma y las alergias.
  • Tiene propiedades antibacteriales, antivirales y antimicóticos. Actúa como antibiótico y antimicrobiano sobre hongos y bacterias.
  • Es antiinflamatorio.
  • Reduce el nivel de colesterol "malo" y aumenta el nivel de colesterol "bueno".
  • Ayuda a incrementar el nivel de serotonina en el cerebro, combatiendo el estrés y la depresión.
  • Posee propiedades antioxidantes.
  • Es desintoxicante. Ayuda a depurar las sustancias tóxicas del organismo.
  • Ayuda a incrementar el nivel de insulina, reduciendo así los niveles de azúcar en la sangre.
  • Protege el sistema digestivo. Por su acción antidiarréica, digestiva y como ayuda en la eliminación de toxinas en el cuerpo.
  • Reduce el riesgo de padecer cáncer de esófago y de estómago.

Cómo consumir ajo

El ajo se puede consumir crudo, en cápsulas, en extracto fluido o seco, en tintura y aceite en perla. Las virtudes medicinales del ajo se pierden si se cocina.

Para consumir ajo crudo se puede preparar cortado muy fino y mezclado en ensaladas, con judía verde y patatas al vapor, sobre anchoas o sardinas y un chorrito de aceite de oliva, triturado en el gazpacho, también sobre pimientos asados, champiñones y setas. Otra opción es frotarlo sobre pan tostado o como componente de salsas alioli.

Los dientes de ajo triturados con agua o con leche pueden mejorar los desordenes en la digestión. Tiene un efecto antiséptico y es un excelente remedio para las inflamaciones y demás enfermedades contagiosas.

Los problemas como la colitis y muchos otros trastornos intestinales pueden ser exitosamente tratados con ajo en capsulas.

Importante: El ajo esta contraindicado en casos de hemorragias, hipertiroidismo, disminución de plaquetas en sangre, pre y postoperatorio y en tratamientos con anticoagulantes o hemostáticos.
El consumo de ajos en grandes cantidades puede producir irritación intestinal.

Si deseas leer más artículos parecidos a Propiedades y Beneficios del Ajo, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

550 valoraciones. El 97% dice que es útil.