Cómo prepararse para el parto

A partir de la semana 37 de gestación, se está en fecha de que nazca el bebé. Es por ello necesario prepararse desde todo punto de vista.

Preparación operativa para el parto: tener el bolso pronto, uno para la mamá y otro para el bebé. La mamá debe llevar ropa cómoda, 3 camisones o pijamas, ropa interior para cambiarse, apósitos maternales, protectores para las mamas, toallas e insumos de higiene (jabón, shampoo, desodorante, peine, cepillo de dientes y pasta, broches de pelo, crema corporal y facial).

En el bolso de bebé, debe quedar apartada la primer muda de ropa, para que pueda ser fácilmente trasladada a la sala de parto. El bolso debe incluir ropa de abrigo y holgada, ya que el bebe cuando nace no tiene regulación de temperatura y es necesario abrigarlo. Gorritos, medias, peleles, camisetas, enteritos, escarpines. En lo posible, 3 juegos de cada uno. Pañales descartables (considerar que el recién nacido se cambia de 6 a 8 veces por día), toalla, jabón neutro, aceite, cepillo de pelo, algodón, toallitas para limpiar la cola.

IMPORTANTE: llevar todos los documentos relativos a la internación en sanatorio, documentos de identidad, órdenes, y el carné del embarazo.

Preparación emocional para el parto: es importante contar con una actitud de paciencia, el bebé va a llegar cuando tenga que llegar. Es imposible apresurar este momento, y el mismo bebé va a elegir el mejor para él. La ansiedad no contribuye en nada en el embarazo, solamente a aumentar los miedos y a no disfrutar de una etapa tan linda.

Es importante también tener confianza en que todo va a salir bien. El miedo a ser papás sobreviene en todas las parejas, independientemente si el niño fue o no buscado. Dudas, miedos ante lo nuevo, declinación de la confianza, son factores comunes en estos momentos. De ninguna manera estos sentimientos afectan al bebé, son naturales y el también tiene sus propios miedos. El amor, el cariño y la contención suman y son los elementos necesarios para que el bebe sea sano y feliz. 

Relajación muscular y respiración. Durante todo el embarazo, y sobre todo en las últimas semanas y en el trabajo de parto, es sumamente importante estar relajada, tranquila, para mantener alejadas la ansiedad y el miedo. Las técnicas de respiración son un fuerte aliado en estos propósitos, sobre todo para lograr un parto sin dolor.

Tener una compañía que brinde seguridad es fundamental. También puede servir contar con música relajante en la sala de preparto.

En todos los casos, la mamá debe estar tranquila, desentenderse del mundo que la rodea y centrarse en su bebé que está por nacer. Nada más importante en el mundo que este momento.

IMPORTANTE: llevar todos los documentos relativos a la internación en sanatorio, documentos de identidad, órdenes, y el carné del embarazo.

Preparación emocional para el parto: es importante contar con una actitud de paciencia, el bebé va a llegar cuando tenga que llegar. Es imposible apresurar este momento, y el mismo bebé va a elegir el mejor para él. La ansiedad no contribuye en nada en el embarazo, solamente a aumentar los miedos y a no disfrutar de una etapa tan linda.

Es importante también tener confianza en que todo va a salir bien. El miedo a ser papás sobreviene en todas las parejas, independientemente si el niño fue o no buscado. Dudas, miedos ante lo nuevo, declinación de la confianza, son factores comunes en estos momentos. De ninguna manera estos sentimientos afectan al bebé, son naturales y el también tiene sus propios miedos. El amor, el cariño y la contención suman y son los elementos necesarios para que el bebe sea sano y feliz. 

Relajación muscular y respiración. Durante todo el embarazo, y sobre todo en las últimas semanas y en el trabajo de parto, es sumamente importante estar relajada, tranquila, para mantener alejadas la ansiedad y el miedo. Las técnicas de respiración son un fuerte aliado en estos propósitos, sobre todo para lograr un parto sin dolor.

Tener una compañía que brinde seguridad es fundamental. También puede servir contar con música relajante en la sala de preparto.

En todos los casos, la mamá debe estar tranquila, desentenderse del mundo que la rodea y centrarse en su bebé que está por nacer. Nada más importante en el mundo que este momento.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo prepararse para el parto, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

35 valoraciones. El 97% dice que es útil.