Cómo manipular los alimentos

¿Qué es la manipulación de alimentos?

La correcta manipulación de alimentos tiene en cuenta todos los factores que intervienen en el uso de cualquier alimento o ingrediente, desde su compra hasta su traslado, conservación y cocción.

Manipulación de los alimentos a la hora de comprar

Compra alimentos frescos y cocidos siempre en lugares autorizados, con un visible sello del departamento de sanidad o del organismo correspondiente en tu ciudad. Asegúrate de que el sitio cumpla con las normas básicas de higiene y mantenimiento. Si notas que los lácteos y frescos, por ejemplo, están siendo conservados fuera de la nevera, o si las carnes tienen un aspecto opaco y apagado, simplemente no los compres.

Siempre analiza el estado de todos los alimentos antes de consumirlos, teniendo en cuenta su firmeza, color, tersura, brillo y aroma. Los vegetales y las frutas deben estar firmes y en su correcto estado de maduración; las carnes tener un aspecto brillante y lleno de vida; los lácteos sentirse firmes al tacto y, en el caso de los envasados, deben hacer un sonido líquido y fluido dentro del pote, de lo contrario podrían haber perdido su cadena de frío.

Lo mismo se aplica a los lácteos y frescos de paquetes flexibles: si notas que el envase ha perdido su forma original, es probable que el alimento haya perdido su cadena de frío.

Manipulación de los alimentos en casa

Cuando llegues a casa dale a los ingredientes la guarda adecuada, colocándolos enseguida en la nevera los que requieran frío. En el caso de los vegetales, mantenlos limpios y con sus paquetes contenedores abiertos, pues permanecer en bolsas cerradas podría producir hongos y bacterias.

Si por algún motivo los alimentos hubiesen perdido su cadena de frío, o si se tratara de congelados que han perdido su punto de congelación, cocínalos adecuadamente, cumpliendo con los tiempos recomendados, pudiendo volver a refrigerarlos o congelarlos luego de cocidos.

Manipulación de alimentos a la hora de cocinar

Siempre lava adecuadamente todos los productos que vayas a utilizar en la cocina. Los vegetales pueden ser esterilizados dejándolos sumergidos en un baño de agua con vinagre de cualquier tipo, o también con zumo de limón. Quita las grasas y pieles de las carnes, y retira todas las partes que se vean extrañas, como sellos, coágulos de sangre y otros.

Utiliza una tabla de picar para cada tipo de ingrediente: carnes, pescados, vegetales y lácteos. De esta manera, evitarás lo que se conoce como "contaminación cruzada", que es el intercambio de bacterias propias de un alimento a otro.

Mantén tus manos y tus elementos de cocina siempre limpios, lavándolos con agua caliente y detergente concentrado, y nunca escatimes en lo que respecta a higiene y salud en la cocina, desinfectando mesadas y alacenas con regularidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo manipular los alimentos, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

9 valoraciones. El 67% dice que es útil.