Remedios para Evitar y Prevenir ataques de Asma

Cómo prevenir y aliviar los ataques de asma con remedios naturales

El asma es una enfermedad respiratoria de tipo crónica que dificulta la respiración debido al estrechamiento de los bronquios y los bronquíolos

Esta acción causa que la persona asmática tenga que hacer un mayor esfuerzo para respirar produciendo un sonido silbante muy particular.

El asma puede comenzar a cualquier edad y por una gran variedad de causas, pero es más frecuente en la infancia.

Remedios y tratamientos para prevenir una crisis asmática

Nota: En forma complementaria a la indicación profesional, que nunca debe abandonarse.

  • Infusión de cola de león para combatir estados asmáticos
    Preparar una infusión con unos 40 o 50 gramos de cola de león (la flor de agripalma), en un litro de agua. Tomar la infusión, con un poco de miel, cuatro veces al día.
  • Vapor de salvia
    Colocar unas hojas de salvia seca y ligeramente picada a hervir en agua. Inhalar el vapor producido cuidando de no quemarse.
  • Receta casera con ajo como tratamiento del asma
    Cortar en rebanadas una cebolla y repetir la misma acción con unos 15 dientes de ajo. Colocarlos en un recipiente de vidrio y cubrirlos con una taza de miel virgen, dejando reposar todo al menos unas 12 horas. Consumir unas cuatro cucharadas diarias de esta efectiva preparación.
    Otra opción es ingerir todos los días un diente de ajo pelado remojado en miel de abejas. Es tan efectivo como desagradable.
  • Hierbas antiasmáticas como tratamiento para el asma
    Tomar diariamente, antes del desayuno, una infusión con un puñado de ramas de apio y matico en medio litro de leche.
  • Infusión para prevenir cuadros asmáticos
    Preparar una tisana con tres gramos de pétalos de amapola en un litro de agua hirviendo y tomarse dos cucharadas cada hora.
  • Calor contra el asma
    Calentar un ladrillo refractario en la hornalla de la cocina, envolver con un paño o trapo de algodón, dando suficientes vueltas de modo que se soporte el calor exterior al tacto.
    Aplicar este ladrillo por 20 minutos sobre el pecho del paciente asmático.
    Opcionalmente los baños de sol, donde no corre mucho viento, se pueden aprovechar para el mismo efecto.
  • Ginkgo Biloba
    Preparar una infusión con una cucharada de hojas secas de ginkgo biloba en una taza de agua y beber este té dos veces al día.
    El ginkgo biloba ha demostrado que puede reducir la frecuencia de ataques de asma.
  • Polen como tratamiento para el asma
    Mezclar miel de abeja con polen, y con solo consumir una cucharadita diaria las crisis asmáticas se irán acabando.
  • Remedio casero para el asma
    Hervir dos litros de agua con dos vasos de semillas de girasol hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Colar y mezclar con miel. Volver a hervir hasta que la mezcla se ablande, y guardar en un frasco hermético en lugar oscuro y seco.
    Al momento de una crisis de asma tomar 3 cucharadas a lo largo del día.
  • Pomada para el asma
    Aplicar un ungüento a base de eucalipto, sobre espalda y pecho distribuyéndolo con suaves masajes. Envolver la zona con papel y abrigar bien al asmático por una hora, luego sacarle el papel.
  • Receta casera con ortiga
    Consumir un cuarto de vaso de extracto de ortiga con una cucharada de aceite de oliva en las mañanas.
  • Remedio natural con aceites esenciales
    Friccionar el pecho con una mezcla de dos gotas de cada uno de estos aceites esenciales, eucalipto, pino, romero y mejorana, en dos cucharadas de aceite de girasol.
  • Higos secos
    Dejar reposar en agua media docena de higos secos durante toda la noche. Consumir como colación o postre día de por medio.
  • Infusión para evitar las crisis de asma
    Justo antes de dormir tomar un té preparado con un poco de yerbabuena y otra cantidad igual de verónica. Una taza todas las noches y podrás dormir tranquilo.
  • Café contra un ataque de asma
    Tomar un par de tazas de café bien intenso si se encuentra ante un ataque inminente de asma sin tener a la mano un inhalador.
  • Ajo y leche
    Hervir un diente de ajo cortado por la mitad en un poquito de leche. Beber esta preparación una vez al día.
  • Manzana contra el asma
    Colocar tajadas de manzana en agua a punto de hervor, dejar enfriar, colar y tomar una taza lentamente (tardar unos 30 minutos).
  • Otra opción con manzana
    Colocar una manzana madura en el cuarto del asmático una horas antes de acostarse, en algún lugar poco visible pero cerca de la cama. La manzana desprenderá pequeñas cantidades de hongos que ayudará al asmático.
  • Cebolla asada contra el asma
    Asar un par de cebollas y consumir una antes del desayuno, y otra en la noche antes de acostarse. La cebolla, al igual que el ajo tienen excelentes propiedades para tratar el asma.
  • Infusión para prevenir los ataques de asma
    Beber todas las noches una taza de una infusión que contenga 20 g de hisopo por litro de agua, la cual previene los ataques de asma o, al menos, mitiga sus efectos.
  • Jarabe para el asma
    Pelar varias cabezas de ajo y hervirlos en agua. Luego agregar al agua vinagre de manzana y tres cucharadas de miel. Tomar diariamente una taza de este jarabe.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios naturales para Evitar y Prevenir ataques de Asma, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

146 valoraciones. El 90% dice que es útil.