Simples consejos para aliviar la alergia

Consejos para aliviar las alergias de primaveras

Tu médico la llama “rinitis alérgica”, los farmacéuticos “polinosis”, y nuestras abuelas la llamaban "fiebre del heno". Un nombre que aún se sigue usando para definir a los síntomas, que en cada primavera afectan a millones de personas en todo el mundo.

No hay duda de que las alergias son tan antiguas como el hombre. Sin embargo, hasta 1819, cuando el médico y geólogo John Bostock se refirió a ella como “fiebre del heno”, nunca se había documentado como una enfermedad aislada.

Bostock se equivocaba, ya que no era el heno el que producía los síntomas (que él mismo sufría). 5 décadas después, otro alérgico, el doctor Charles Blakely, era el que encontraba la relación entre el polen y sus molestias.

Fue el primer paso en busca de soluciones y consejos para aliviar unos síntomas que sufren millones de personas en todo el mundo. Tan solo en España hay 6 millones, y la cifra crece cada año.

¿Y cuáles son esos consejos y soluciones?

  • El más importante e imprescindible es tomar algún antihistamínico, para evitar los síntomas. Hoy en día se crean ya medicinas de segunda generación, que no tienen los efectos secundarios (somnolencia, pérdida de atención) que los de antaño. Populares remedios como Clarityne pueden ya proteger a los alérgicos sin efectos sobre su rendimiento ni capacidades.
  • Igualmente básico es saber la causa de nuestra alergia. Varios análisis nos ayudan a determinarla, y nos hará saber qué cosas debemos evitar o combatir.
  • En las alergias primaverales, el uso de gafas de sol nos ofrece una barrera entre el polen y los ojos. Eso sí, las partículas se seguirán alojando en nuestra ropa o nuestro cabello, por lo que una ducha y una muda al llegar a casa pueden marcar una gran diferencia.
  • Los fumadores lo tienen peor. El tabaco ayuda al desarrollo de alergias, y empeora los síntomas. Eso vale también inhaladores pasivos de aire “ahumado” (especialmente locales con mucho humo de tabaco, o habitantes de ciudades con altos índices de contaminación).
  • Precisamente el aire que respiremos es un elemento crucial. Detalles como utilizar el aire acondicionado para ventilar la casa en lugar de abrir las ventanas, o conducir con las ventanillas subidas, suponen ahorrarnos la exposición a millones de partículas.
  • Lo mismo que ocurre si sabemos cómo adaptar nuestros hábitos. Por ejemplo, si alguien acostumbra a correr, hacerlo después de trabajar en lugar de antes le ahorrará los altos índices de polen que se registran en las primeras horas del día. Y si se hace los días de la semana posteriores a lluvia, más húmedos, y con menos viento, también estaremos haciéndole un favor a nuestro cuerpo. En webs como SoyAlergico.com pueden consultarse los niveles de concentración de polen. Así podemos decidir si un Domingo es mejor meternos en un cine o comer en una terraza.

Enlaces de interés

Soy Alérgico.
http://www.soyalergico.com
Portal con noticias y consejos. Destaca una sección en la que podemos consultar los niveles de concentración de polen en las principales ciudades españolas.

Alérgicos (Facebook).
http://www.facebook.com/group.php?gid=67365044175&ref=mf
Grupo de intercambio de información y consejos dentro de la red social. Supervisado por un profesional, ofrece también vídeos e imágenes relacionados.

Lo que me da alergia.
http://www.loquemedalaergia.com
Tomándonos las alergias con algo de humor.

Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.
http://www.seaic.es
Portal para enfermos de alergia y especialistas en su tratamiento.

Artículo enviado por Sergio G.

Si deseas leer más artículos parecidos a Simples consejos para aliviar la alergia, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

5 valoraciones. El 80% dice que es útil.