Cómo evitar el cáncer de mama con una buena dieta

El cáncer de mama desde la alimentación

El cáncer es una proliferación de células alteradas, de forma acelerada, desordenada y no controlada. El de mama es uno de los tipos de cáncer que más mujeres mata en el mundo; sin embargo, muchos de los tumores que crecen en las mamas son formaciones fibroquísticas y no tumores malignos o cancerígenos.

Uno de los mitos más grandes del cáncer de mama es que sólo lo padecen las mujeres; en realidad, también puede ser padecido por los hombres aunque en mucho menor porcentaje (1%). Según los expertos, aunque los factores que propician el cáncer de mama son muchos, alrededor de un tercio de los casos podrían ser prevenidos con tan sólo un cambio en los estilos de vida, entre los que están los hábitos alimenticios y de comportamiento.

Alimentación para prevenir el cáncer de mama

Mantener una buena dieta y hacer ejercicios regularmente evitaría que cierta cantidad de tumores aparecieran, por lo que además de tener un control adecuado con consultas preventivas y auto exámenes, también es importante cuidar el tipo de alimentos que se ingiere.

Según la científica Jane Plant, la leche de vaca es uno de los alimentos más riesgosos para la procreación de células con genes mutados, ya que ésta contiene gran cantidad de hormonas de crecimiento necesarias para que el ternero crezca sano. Por lo tanto, es conveniente reducir el consumo de leche completa para evitar ingerir dicho coctel de hormonas.

Se debe también incrementar el consumo de vegetales y verduras, ya que estos alimentos con alta cantidad de fibra ayudan a eliminar los restos de estrógenos que ya no están haciendo su función regularmente.

Asimismo, las dietas altas en grasas aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Especialmente si las grasas son de origen animal, cuyo contenido de otros agentes cancerígenos como pesticidas, fertilizantes (por el alimento que ingieren), contaminantes químicos y hormonas inyectadas, tienen un probado efecto colateral en la salud humana.

También se deben consumir alimentos frescos altos en contenidos de antioxidantes, como por ejemplo la vitamina C y E, carotenos, oligoelementos, fitoquímicos y otros minerales. Una dieta alta en contenido glucémico (azucares) aumenta la producción de estrógenos y facilita su actividad.

Por último, se debe reducir el consumo de alcohol y cigarrillo ya que estos aumentan la propensión a la proliferación de células cancerígenas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar el cáncer de mama con una buena dieta, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

9 valoraciones. El 100% dice que es útil.