Remedios caseros para la congestión nasal

Causas de la congestión nasal

La congestión nasal normalmente es causada por un virus o alergia, y puede ser síntoma de un resfrío, sinusitis, rinitis alérgica, gripe y hasta del uso excesivo de gotas nasales. Este malestar se nota por una nariz tapada y la imposibilidad de respirar correctamente, debido a la inflamación de los tejidos y vasos sanguíneos que recubren la nariz.

Algunas de las consecuencias de la congestión nasal es un exceso en la mucosidad, dolores de cabeza, falta de sueño, molestia al respirar, ronquidos, y también puede afectar los oídos y la audición. En algunos casos, como por ejemplo en los recién nacidos, puede ser fatal dada la imposibilidad de respirar correctamente.

Cómo aliviar la congestión nasal

Para contrarrestar las molestias de la congestión nasal, es necesario aumentar la cantidad de líquidos que se ingiere. Además de las pastillas descongestionantes y antialérgicas, se puede utilizar otros remedios caseros, como por ejemplo gotas de agua de manzanilla o inhalaciones del vapor del agua, para desinflamar los tejidos nasales.

Otros remedios más comunes y antiguos para la congestión nasal son:

  • Respirar el vapor de hojas de eucalipto hervidas. Se hace inhalando el aroma del eucalipto, tapando la cabeza de la persona con una toalla o toallón para que el olor no se escape y sea completamente inhalado. Esta hoja tan aromática puede ayudar a descongestionar la nariz y abrir los bronquios, expulsando el exceso de mucosidades acumuladas.
  • Gotas de agua con sal marina aplicadas directamente en la nariz, también puede ayudar a desinflamar los tejidos nasales.
  • Por último, otros alimentos aromáticos penetrantes, como el ajo y la cebolla, pueden ayudar a restablecer la respiración nasal adecuadamente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para la congestión nasal, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

34 valoraciones. El 74% dice que es útil.