Cómo vivir en Armonía con la Presión Baja

Qué es la hipotensión

Si sufrimos de presión baja (hipotensión), no es algo peligroso, como lo puede llegar a ser tener que vivir con hipertensión (presión alta). Aunque eso no minimiza las molestias que nos puede ocasionar la presión baja, ya que la misma nos hace mas propensos a mareos que nos pueden ocasionar frecuentes caídas (con sus consecuencias), a tener días que nos sentimos como caminando en el aire, o que sentimos que funcionamos en cámara lenta, etc.

Para evitar todos estos trastornos que nos acarrea la presión baja, tenemos que tratar de evitar esos bajones de tensión mediante ciertos cambios en nuestros hábitos diarios, que con el correr de los días, se harán rutina y lograremos así controlar los malestares logrando una vida mucho mas plena.

Causas y síntomas de la presión baja

  • La presión baja, en general, no suele tener una razón definida, la mayoría de las personas que poseen presión baja, suelen ser  perfectamente sanas y no padecer ningún otro tipo de problemas.
  • Aunque algunas causas que pueden llevar a sufrir de hipotensión son: mala nutrición, pérdidas de sangre, problemas emocionales.
  • Los síntomas de la presión baja son: mareos, nauseas, vómitos, palidez, dificultad al respirar, desmayo, palpitaciones, sensación de inestabilidad, visión borrosa, vértigo y rigidez cervical; y están relacionados con una disminución del bombeo de sangre al cerebro, corazón, músculos y otros órganos.
  • También puede ocurrir cuando se está en ayunas, se permanece durante un tiempo prolongado de pie, al levantarse abruptamente, en aglomeraciones de personas y en lugares muy húmedos y calientes.
  • No existe tampoco un medicamento que cure la presión baja, y esto solo tiene un efecto pasajero que se va con el transcurso de las horas. Por esa razón, es que aconsejamos llevar a cabo estos cambios de hábitos, que nos ayudarán a lograr efectos más sostenidos, logrando una mayor calidad de vida.

Consejos para evitar que la presión baja nos afecte

Beba abundante líquido: El agua contiene sales y minerales que le ayudarán a controlar los niveles de sodio y potasio.

Gimnasia: Realice diariamente alguna actividad física, moderada y con constancia. Le ayudará a nivelar los valores de la presión arterial.

Alcohol: Evite consumir alcohol ya que es un vasodilatador.

Calor: No se exponga a altas temperaturas, golpes de calor, lugares muy calefaccionados, etc; ya que todas estas situaciones provocan mareos. Recurra a lugares con sombras y frescos, y si es un ambiente cerrado, tómese una pausa, salga afuera a caminar unos minutos y luego vuelva.

Sal: Para vivir en armonía con la presión baja, utilice sal para condimentar sus comidas y mantenga un peso estable.

Dieta: Realizar una dieta rica en frutas, leche, hidratos de carbono y vegetales crudos. Nunca comenzar el día sin desayunar.

Estrés: El exceso de trabajo, la ansiedad, la irritación deben ser eliminados.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo vivir en Armonía con la Presión Baja, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

187 valoraciones. El 89% dice que es útil.