Cómo elaborar un enjuague bucal casero y evitar el mal aliento

Cómo eliminar el mal aliento

Además de la visita periódica al odontólogo o dentista para realizarnos una limpieza bucal profunda, los enjuagues bucales, ayudan a mantener a raya el mal aliento. Los enjuagues bucales suelen ser bastantes caros, por lo que es ideal elaborar uno casero, que además de ayudarnos en la economía del hogar, sabremos que el mismo está elaborado con componentes de buena calidad.

Realizar uno es muy sencillo, lo único importante es saber calcular la cantidad del mismo según la cantidad de personas que compongan la familia. Esto es importante porque los efectos de los enjuagues bucales caseros, al no poseer conservantes industriales, caducan a los 30 días de elaboración aproximadamente.

Las causas del mal aliento pueden ser varias, desde problemas digestivos, enfermedades de la garganta, mala higiene bucal, alimentación, etc. Aunque existen casos en los cuales esos factores no están presentes, pero si lo está en la halitosis, en esos casos el odontólogo será el encargado de descubrir el origen de la misma ya que ciertas enfermedades dentales son causas muy seguras de mal aliento.

Ahora presentaremos diferentes opciones para poder elaborar un enjuague bucal casero. Los ingredientes se consiguen con facilidad en comercios del rubro, farmacias, herboristerías o lugares donde vendan especias.

Receta para preparar enjuague bucal

Ingredientes:
1000 cc. de agua.
50 gramos de bayas de enebro.
Algunas hojas de menta y albahaca.
Pétalos de rosa.

Preparación:
Colocar en una olla o cacerola todos los ingredientes y retirar del fuego cuando llegue al punto de ebullición.
Dejar enfriar, colar, verter en un recipiente y conservar en la heladera. Realizar un enjuague diario.

Receta para preparar enjuague bucal Nº2

Ingredientes:
1000 cc. de agua.
10 gramos de clavo de olor.
2 ramitos de perejil.
2 cucharadas colmadas de esencia de casera (soperas).
2 cucharadas colmadas de esencia de menta (soperas).
½ cucharada de café de colorante vegetal verde.

Preparación:
Con un trozo de tela o gasa armar una bolsita y colocar en su interior el clavo de olor y el perejil y cerrar muy bien.
En una olla verter el agua, el colorante y mezclar bien hasta que el colorante esté bien disuelto. Llevar a fuego fuerte y cuando largue el primer hervor agregar la bolsita de tela, bajando a fuego mediano. Dejar hervir por 10 minutos.
Añadir la esencia de canela y menta y dejar hervir otros 10 minutos. Retirar del fuego, dejar enfriar y colar.

Receta para preparar enjuague bucal  Nº3

Ingredientes:
1000 cc. de agua.
1 cucharada de hojas de eucalipto.
1 cucharada de hojas de hinojo.
1 cucharada de hojas de romero.
1 cucharada de tallos y hojas de menta.
1 cucharada de talos y hojas de tomillo.
1 cucharada de tallos y hojas de orégano.
1 cucharada de flores de árnica.
4 botones florales de clavo de olor.
1 ramita de canela.

Preparación:
En una cacerola verter el agua y llevar a punto de ebullición.
Bajar el fuego a suave e incorporar las plantas, dejar reposar tapado por unos 10 minutos. Colar y dejar enfriar.

Consejos para antes de usar el enjuague bucal

  • El enjuague bucal debe ser usado entre una y tres veces al día. Antes de hacerlo debemos llevar a cabo las siguientes acciones.
  • Agitar bien el enjuague antes de usarlo.
  • Verter en un vaso, una parte de agua y una de enjuague. Realizar buches durante 20 segundos y enjuague la boca.
  • Repetir la operación 2 o 3 veces.
  • Si se desea, se puede utilizar el enjuague sin diluir.
  • No ingerir nunca el enjuague.

Consejos generales para elaborar el enjuague bucal

  • No alterar la cantidad de los ingredientes, ya que el efecto sobre el mal aliento no será el esperado. Lo que si se puede hacer es multiplicarlos a todos por igual o disminuirlos a todo por igual (por ejemplo utilizar el doble de la cantidad indicada o la mitad de la misma), de acuerdo a la cantidad de enjuague que deseamos elaborar.
  • Etiquetar el recipiente en donde se va a colocar el enjuague bucal, y añadir fecha de elaboración y fecha de vencimiento. Los enjuagues bucales caseros tienen una vida útil de aproximadamente 30 días. Conservar en lugar oscuro, y fresco o dentro de la heladera.
  • Si han sobrado ingredientes, etiquetarlos y guardarlos en un lugar seco, fresco y oscuro.

Nota. Si sentimos algún tipo de irritación, suspender el uso de inmediato.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elaborar un enjuague bucal casero y evitar el mal aliento, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

86 valoraciones. El 87% dice que es útil.