Cómo Utilizar la Caléndula en Remedios Caseros

¿Qué es la Caléndula?

La caléndula es una hierba con flores pequeñas y de un amarillo muy intenso, también se la suele conocer con el nombre de botón de oro, flor de difunto, entre otros. Se utilizan tanto sus flores como sus hojas y su aceite, porque tienen un gran poder antinflamatorio.

A continuación, te comentamos algunas propiedades curativas de la caléndula, y cómo podemos utilizarla para preparar remedios

Cómo utilizar la caléndula en remedios caseros

  • Con los pétalos de las flores se preparan infusiones que calman los trastornos de la gastritis, los dolores menstruales y los problemas hepáticos.
  • Si a la infusión de caléndula la utilizamos para realizar buches, alivian las úlceras, aftas de la boca y enfermedades de las encías; y si realizamos gárgaras con esta tisana, ayudaremos a curar infecciones en la garganta.
  • Las hojas de la caléndula también se utilizan para preparar cataplasmas, que desinflaman muy eficazmente las articulaciones.
  • El aceite esencial de caléndula es excelente para diferentes afecciones de la piel, agregado a cremas neutras. Por ejemplo, se puede utilizar para curar eczemas, heridas que tardan en cicatrizar y escoriaciones. También se puede utilizar este aceite en baños, los cuales nos proporcionan efectos relajantes con tan solo unas gotas dentro del agua de la bañera.
  • La crema de caléndula que se puede conseguir en farmacias o herboristerías es muy eficiente en el tratamiento de eritemas provocados por el uso del pañal, irritaciones en los pezones durante la lactancia y quemaduras por el sol.

Precauciones: No se debe utilizar ningún tipo de producto con caléndula durante el embarazo, lactancia y en irritaciones abiertas en piel y ojos. Tampoco si la persona ha manifestado alergia o sensibilidad a esta planta.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Utilizar la Caléndula en Remedios Caseros, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

46 valoraciones. El 78% dice que es útil.