Qué hacer si el bebé se cae de la cama

Cómo actuar si el bebé se cae de la cama

Estás cambiando el pañal a tu bebé, te giras un momento minúsculo y sucede lo que más temes: el pequeño se cayó al piso. La tensión, la angustia y todo tipo de temores se acomodan en cada uno de tus pensamientos, y la desesperación amenaza con hacerse cargo de la situación. Pero detente, ten calma y piensa: mantenerte en serenidad te ayudará a saber cómo actuar.

Analiza al bebé luego de una caída

Angustiarte y llorar no te ayudará en lo absoluto. Procura mantener la calma, y evaluar a tu bebé si se ha caído. Si llora, se mueve y no ves compromiso alguno a su bienestar, álzalo en brazos y consuélalo con mimos y besos. Mientras, recorre todo su cuerpo en busca de señales de algún golpe, lesión o hematoma. Verifica en profundidad su cabecita, sin hacer presiones y recorriéndola con la vista y los dedos, para corroborar que no haya chichones, zonas blandas o con magullones.

Si notas lesiones, heridas o golpes, ve al médico para hacer la consulta apropiada. Si no los ves, entonces es probable que nada haya sucedido, pero de todos modos mantén a tu bebé en observación. Recuerda que ellos son mucho más (y mejor) resistentes que los adultos a las caídas y golpes. A pesar de sus débiles cuerpos en formación, la falta de tensiones les permite mantenerse flexibles.

Golpes en la cabeza y observación

Aunque no notes lesión alguna, analiza el comportamiento de tu bebé durante las próximas 72 horas, especialmente si hubo un golpe en la cabeza, verificando que no haya cambios de comportamiento, llanto incontrolable, cambios o asimetría en sus pupilas, vómitos o hematomas subcutáneas, pues estas son señales de alarma que, ante su primera observación, debieran conducirte de inmediato al médico.

Ante un golpe es normal que los bebés lloren un poco hasta ser consolados. Si no lo hace, debes ponerte en alerta: puede que la caída no haya sido dura, o que esté en estado de shock. Lo mejor es darle tiempo, calma, consuelo y observarlo en sus movimientos con detalle, por no menos de 8 a 12 horas.

Cuándo ir al médico si el bebé se cae de la cama

Acude de inmediato al consultorio o al centro asistencial si tu bebé perdiera el conocimiento, sangrara o tuviera una herida profunda, chichones que se ablandan, o si notaras cambios repentinos en su humor, como llantos exagerados, irritabilidad o una extraña y absoluta calma.

En lo físico, ve al médico si hubiera convulsiones, pupilas dilatadas o asimétricas, vómitos repentinos o repetidos, mareo (náuseas, pérdida del equilibrio, confusión), somnolencia, o si notaras que un líquido transparente sale por su nariz, sus oídos o su boca.

Nunca le des analgésicos o medicamentos sin el consentimiento del médico de cabecera, podrías agravar la situación. Si notas inflamaciones o golpes, aplica paños fríos o bolsas de hielo mientras esperas la consulta con el profesional, quien sabrá recomendarte el mejor curso de acción. Finalmente, toma las medidas necesarias para evitar las caídas y los golpes: cuando se trata de la seguridad de nuestros hijos, ninguna acción es exagerada.

Si deseas leer más artículos parecidos a Qué hacer si el bebé se cae de la cama, te sugerimos que visites nuestra sección Salud.

Esta nota te fue útil?

1 valoraciones. El 100% dice que es útil.